Heridas ¿Se protegen?


 “Protegernos” es tal vez es un mecanismo natural o incorporado a la psiquis o al cuerpo humano,  seguro hay varias razones o fundamentos que nos pueden explicar porque tenemos un instinto natural a mantenernos vivos. Probablemente la evolución de la sobrevivencia ha sido así: antes lo que nos dolía o hacia mal nos mataba, por lo tanto el mecanismo de mantenernos con vida es el mismo de mantenernos lejos del dolor.  Aun no siendo neurocientíficos, todos sabemos por experiencia propia que el cerebro o la mente proyecta lo que ha sucedido  en el pasado hacia el futuro como una forma de advertencia, esto nos llena de temores, nos frena y nos hace inseguros y dubitativos a la hora de tomar decisiones, cambios de vida o nuevos proyectos.

 Aprender a proteger las heridas es una forma de decirnos s nosotros mismos: me acepto y soy consciente que me da miedo esta situación o evento. Tapar el sol con un dedo no es posible por lo tanto el primer paso es reconocer la herida, evaluar si es nueva o antigua porque nos e trata de igual forma una herida recién hecha o una herida de meses o de años.

 Astrológicamente Quirón representa la energía del sanador herido es decir: quien aprende a sanar a otros porque se ha dedicado a sanar su propia herida. En la mitología griega Quirón es un centauro sabio, maestro de héroes y semidioses quien en una batalla fue herido sin intención por Herácles su discípulo. Su herida nunca sanó, sin embargo continuó educando a los hombres que cambiaban el rumbo de la humanidad, y así fue como finalmente cedió su inmortalidad a Prometeo. Otro  dato importante es que “Quirón” deriva de la palabra griega que significa mano, su significado es algo así como “El que es hábil con las manos”.

Un consejo para proteger las heridas desde una mirada astrológica es preguntarnos ¿Qué pierdo con esta situación? ¿Qué necesito permanezca en mi vida? ¿Qué quiero sostener? , a su vez por otra parte lo nuevo o el futuro siempre implica no saber 100%  qué va a suceder, sólo podemos tener cierto control sobre las cosas y debemos aprender a vivir con eso. Por lo tanto debemos preguntarnos ¿Qué gano? ¿Que deseo? ¿Qué me gustaría que sucediera?.

El secreto es comprender que es cerebro está hecho para protegernos pero somos mucho más que nuestros pensamientos  y sentimientos, por lo tanto podemos reflexionar,  ir más allá de los miedos y decidir arriesgarnos tomando  precauciones en función de lo que hemos aprendido antes.

Quirón nos dice que el secreto para sanar está en el "hacer", la realidad solo se conoce viviéndola.


Pd: Esta foto me recuerda a un viaje a Buenos Aires en el cual comprendí que habia una herida en mi vida la cual debia proteger.

Comentarios

Entradas populares