Conociendo mi potencial

¿Cómo manejar las frustraciones? Es fácil pensar en todas aquellas cosas que desearíamos tener y no tenemos, y no me refiero sólo a las cosas materiales sino también aquellas cosas emocionales que no están presentes en nuestros días. A veces la soledad nos inunda y nos acerca a la melancolía y todo hace más denso sobre todo en estos momentos del año. Literalmente el significado de la palabra frustración es no obtener lo que esperamos.

Cuando los fracasos y las decepciones se acumulan comenzamos a dudar de lo que somos capaces, esto sumando a la estructura social en la que vivimos en la cual el éxito está muy acotado a lograr ciertas comodidades materiales y cierto reconocimiento social es fácil sentir que no somos capaces de nada y estamos destinados simplemente a sobrevivir.

Si al leer el párrafo anterior algo en tu interior ha resonado, significa que es momento de conocer tu potencial, de conectarte con lo que eres capaz de hacer y de crear para volver a sentirte vivo otra vez.

Aquí te daré un ejercicio simple para disminuir las frustraciones y movernos hacia otra forma de ver las cosas más objetivamente. Busca tres hojas de papel, un lápiz y sigue estos pasos:
  1. Identificar lo que necesitamos (todo lo que es básico para vivir), toma una hoja y sepárala en dos columnas en una de ellas escribe lo que necesitas materialmente y en la otra columna lo que necesitas emocionablemente.
  2. Identificar lo que debemos hacer (las responsabilidades), aquí divide la hoja en dos y anota en un lado todo lo que haces por otras personas y en el otro lado todo lo que haces para tu propio beneficio.
  3. En la última hoja anota lo que deseas (todo aquello que hace que tu vida sea mejor). también en dos columnas en una escribe lo que deseas en términos materiales y en la otra lo que deseas en términos emocionales.
Lee con detención las hojas y escríbelas todas las veces que sea necesario hasta que estés seguro que nada falta. Ahora mirando las tres hojas piensa en lo que te limita a acceder a lo que realmente deseas e imagina que sucede si lo dejas de hacer. Ahora imagina qué sucede si obtienes lo que deseas. No te contaré el final pero algo sucede cuando imaginas que obtienes lo que deseas.

La clave de nuestra vida está en experimentar, hay una gran diferencia entre imaginar y experimentar, el cuerpo tienen un tipo de inteligencia y un tipo de memoria distinta a la mental y es probable que una de las únicas formas de conocer de qué somos capaces sea intentándolo.

El que no se arriesga no solo no cruza el río, sino también nunca termina de saber si realmente está vivo o no. Las cosas no ocurren de la noche a la mañana, incluso aquellos negocios o ideas creativas que nos sorprenden y creemos que son mágicas, pasaron años gestándose en el interior de un corazón valiente que supo dar un paso a la vez sin perder la confianza en sí mismo y en la vida. 

Un corazón que comprendió que la vida funciona mejor cuando hay mas "y" y menos "o", un corazón que comprendió que cuando unimos  lo que necesitamos y lo que deseamos la responsabilidad es el resultado natural de lo que hacemos.




Comentarios

Entradas populares